Fortalece tus defensas

Ya ha llegado el cambio de estación y con él la bajada de temperaturas. Nuestro cuerpo es más propenso con el frío al contagio por virus (gripes, resfriados, dolor garganta, gastroenteritis).


Para ayudar a nuestro sistema inmunitario a prevenir y minimizar los efectos podemos tomar una serie de medidas:


Cuidemos la alimentación

Una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales (frutas, verduras, legumbres) ayudan a mantener en buen estado nuestro sistema inmunitario. La vitamina C es un potente antioxidante importante para proteger nuestras vías respiratorias. La vitamina B también nos protege contra infecciones.

La ingesta de líquidos también es muy importante para mantener hidratada la mucosa respiratoria y disolver la mucosidad cuando se produzca.

Descansar adecuadamente

Es importante tener una buena rutina de sueño, al menos de 8 horas ya que el cansancio disminuye las defensas. Evita el estrés físico y emocional. Nos pueden ser muy útiles las técnicas de relajación o sencillamente encontrar el momento para dedicarlo a nosotros mismos o a una actividad que nos reporte emociones positivas. Practicar ejercicio de manera regular aunque sea de manera moderada, caminar, nadar etc. Utilizar complementos que nos ayuden a estimular nuestras defensas. Haremos mención a algunos de ellos cómo son:


  • Propóleo: Inmunoestimulante y antimicrobiano. También antiséptico, protege contra hongos y bacterias. Lo podemos encontrar en extractos, comprimidos, jarabes.

  • Jalea real: Estimula las defensas naturales del organismo, aporta energía y reduce la sensación de fatiga. Por sus propiedades antisépticas y bactericidas está considerada cómo un antibiótico natural que protege al organismo frente a infecciones. Aporta vitaminas y minerales.

  • Equinácea: Usado clásicamente como estimulante del sistema inmune por sus efectos antivirales, antifúngicos y antibacterianos. Es una planta muy completa y nos será útil tanto para prevenir cómo para acelerar la curación en estadíos iniciales. Al igual que el anterior lo podemos encontrar en todas las presentaciones.

  • Uña de gato: Es una planta con acción antinflamatoria, antiviral, antioxidante, inmunoestimulante y analgésica. Acelera la recuperación en casos de convalescencia.

  • Probioticos y prebióticos: Cómo ya sabemos están destinados a reforzar la microbiota intestinal, que constituye la primera barrera de defensa del sistema inmune. Una microbiota en buen estado nos ayudará a que el sistema inmune funcione correctamente. Además al ejercer un efecto modulador y no estimulante se podrá usar en problemas de alergias, intolerancias, enfermedades autoinmunes.

  • Aceites esenciales: Nos ayudan a aumentar nuestras defensas pudiendo incluso alguno de ellos administrarlos desde corta edad en difusor o bien aplicación cutánea (masaje). Ravintsara, abeto, pino, mejorana diluidos en algún aceite vegetal como el de nuez de albaricoque pueden sernos muy útiles.

  • Por último pensad que ¡¡¡más vale prevenir que curar!!!


Nos despedimos hasta muy pronto, esperamos que os haya sido de utilidad y que para cualquier aclaración o consulta no dudéis en dejar vuestro comentario o venir a vernos a la farmacia.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo