Listeriosis

A raíz de las ultimas noticias sobre sospecha de dos casos de listeriosis en Cataluña relacionados con el brote de Andalucía por el consumo de carne mechada contaminada, queremos facilitaros toda la información necesaria.

La listeriosis es una infección causada por la ingesta del microorganismo Listeria monocytogenes.

En la población general no suele causar ninguna enfermedad grave, es un patógeno oportunista que normalmente afecta a población de riesgo con una enfermedad o circunstancia subyacente grave, por ejemplo, personas con una inmunodeficiencia, las mujeres embarazadas, los bebés y los ancianos.



La vía mas habitual de contagio es a través de alimentos listos para consumir, tanto de origen animal como vegetal, productos lácteos elaborados con leche no pasteurizada, los patés, los productos de la pesca ahumados y embutidos cocidos y crudos curados.


La listeria puede contaminar la carne y la leche obtenidas de animales portadores, y su resistencia hace que soporte temperaturas de pasteurización bajas y que se multiplique a temperaturas de refrigeración (de 4 ºC a 6 ºC) hasta lograr cifras significativas si pasa un tiempo suficiente. Es frecuente encontrar la listeria en alimentos que han sufrido un tratamiento térmico y que se vuelven a contaminar posteriormente. Esta bacteria es muy resistente y puede sobrevivir durante mucho tiempo en superficies de trabajo, en la maquinaria, en los alimentos y en los frigoríficos domésticos. También es capaz de sobrevivir en condiciones anaerobias como el vacío.


Por este motivo es muy importante respetar las fechas de caducidad y extremar las precauciones en la manipulación de estos alimentos.

El periodo de incubación puede ser de hasta 90 días después de la ingesta y suele cursar con síntomas gastrointestinales como diarrea, fiebre, cefalea y mialgia, que pueden durar entre 11 y 18 días.



Consejos preventivos para mujeres embarazadas


  • No comer quesos frescos o de pasta blanda (feta, camembert, mascarpone, brie, requesón, queso de Burgos), si la etiqueta especifica que han sido elaborados con leche cruda, porqué pueden contener listeria.

  • Respetar las fechas de caducidad de los alimentos que se mantienen refrigerados, especialmente, de los embutidos poco curados.

  • Se debe evitar patés refrigerados y pescado ahumado, pues la listeria puede crecer en estos alimentos.

Es importante seguir estas medidas preventivas en embarazadas ya que la listeria se puede transmitir al feto por la placenta, o al bebé por el canal del parto, con consecuencias graves, ya que se ha asociado a meningitis, parto prematuro, aborto y muerte.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo