top of page

Protege tu piel en verano

Riesgos de la exposición excesiva al sol

"La exposición excesiva al sol sin la protección adecuada puede provocar arrugas prematuras, manchas e incluso cáncer de piel"

La radiación ultravioleta del sol es una de las principales causas de envejecimiento prematuro de la piel, arrugas, manchas oscuras y, en casos extremos, incluso cáncer de piel. Si bien es cierto que un poco de exposición solar es necesaria para la síntesis de vitamina D, debemos ser conscientes de los límites y de los riesgos asociados a una exposición solar prolongada y sin protección.

El cáncer de piel es una enfermedad cada vez más común en todo el mundo. Es imprescindible tomar conciencia de la importancia de la protección solar.

Integrar la protección solar en nuestra vida diaria no sólo es la clave para mantener una apariencia saludable de nuestra piel, sino para preservar nuestra salud y promover una vida activa y prolongada.


Protegernos adecuadamente del exceso de exposición al sol nos brinda la oportunidad de disfrutar de actividades al aire libre de manera segura y sin preocupaciones, como practicar deportes, caminar, correr o simplemente relajarnos bajo el sol.


Los rayos ultravioleta son necesarios para la síntesis de vitamina D en nuestro cuerpo, que es esencial para la salud ósea y el sistema inmunológico. Sin embargo, es importante encontrar el equilibrio adecuado y evitar la exposición excesiva sin protección.

La protección solar nos permite mantener un equilibrio saludable entre los beneficios de la exposición solar y los posibles daños.

Consejos para proteger tu piel



Usa protector solar

Que sea como mínimo de FPS 30. Debes aplicarlo generosamente (tanto si hace sol como si está nublado) y reaplicarlo cada dos horas y después de nadar o hacer ejercicio.

Busca la sombra

Limita tu exposición directa al sol, especialmente durante las horas pico de radiación UV (entre las 10h y las 16h.)


Usa ropa protectora y gafas de sol

Viste ropa de manga larga, pantalones largos y un sombrero para portegerte. Busca ropa con protección solar UPF (Factor de Protección Ultravioleta) incorporada.


Realiza autoexámenes de la piel

Para poder detectar cualquier cambio en lunares, manchas o lesiones. Y, si tienes antecedentes familiares de cáncer de piel o has sufrido quemaduras graves en el pasado, es imprescindible que visites a un especialista con regularidad.



Os esperamos en la farmacia para comentar cualquier duda que podáis tener sobre cómo proteger vuestra piel en verano. ¡Siempre a vuestra disposición!

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page