Beber agua



¿Por qué?

El agua es una bebida y también está presente en muchos alimentos ( frutas, hortalizas, leche ...) y en muchas otras bebidas . Seguir una alimentación saludable rica en estos alimentos y beber agua es la mejor manera de mantener el organismo en un buen estado de hidratación.


Recuerda que el agua no aporta calorías y, por tanto, no tiene ningún efecto en el aumento o la pérdida de peso.


La fórmula del agua es, como todo el mundo sabe, H2O ; pero también contiene elementos, partículas y compuestos que va incorporando durante su recorrido desde el lugar de origen hasta el grifo (por ejemplo, sales minerales) o que se han añadido para la potabilización (cloro) .


Los procesos de potabilización permiten garantizar que el agua sea apta para el consumo.

¿Cuánta agua beber?

Las necesidades de agua del organismo se cubren a partir de la ingesta de alimentos (que también contienen agua, sobre todo las frutas, hortalizas y diversos alimentos, como los productos lácteos, la carne y el pescado, el pan, la pasta y las legumbres cocidas, etc.) y también de diferentes bebidas. De todas las bebidas, el agua es, sin duda, la mejor.


En adultos sanos, se cubren las necesidades de agua bebiendo la cantidad de agua que indica la sensación de sed. Pero hay otras condiciones en las que no es así.


En la infancia, la vejez , cuando se sufren algunas enfermedades , se practica ejercicio físico o las temperaturas ambientales son altas, hay que prestar más atención y garantizar una ingesta adecuada. En estos casos hay que ofrecer agua a menudo, garantizar una disponibilidad fácil y en algunos casos programar su ingesta.

¿Cuándo beber agua?

Siempre que tenga sed, tanto durante las comidas como entre comidas. El agua es siempre la mejor opción , ya que no contiene azúcares ni edulcorantes ni alcohol.


Los otros componentes que pueden estar presentes en otras bebidas (minerales, sustancias antioxidantes o estimulantes, etc.), no suponen ningún beneficio respecto al agua y algunos, como el exceso de azúcar y el alcohol, son perjudiciales (para su salud, lo mejor es no tomar bebidas con alcohol).


En casos de práctica de deportes de larga duración (más de una hora) y en condiciones ambientales extremas (mucho frío o mucho calor), consulte con un profesional de la salud para ajustar la ingesta de agua y minerales a sus necesidades.



¿Cómo beber agua? El agua del grifo , proveniente de una red de distribución pública, pasa los controles correspondientes para garantizar que sea apta y saludable para el consumo. Es más económica que la embotellada, no implica el uso de envases para la distribución y supone menos gasto energético, por tanto, tiene un menor impacto económico y medioambiental.


Si en su zona el agua tiene un sabor que no es de su agrado , puede minimizar el sabor poniéndola a la nevera , añadiendo unas gotas o rodajas de limón o de pepino o bien alguna planta aromática como la menta.


También se pueden utilizar aparatos o equipos domésticos de tratamiento del agua (en este caso, es importante seguir las instrucciones de mantenimiento del aparato que indique el fabricante).


El hecho de que sea agua envasada (tanto si es agua mineral, como de mineralización débil, como de origen volcánico, etc.) no significa que sea más saludable .


No obstante hay casos especiales (como alimentación de bebés) que es recomendable el agua embotellada.

¿Para quién?

El agua es la mejor bebida en cualquier etapa del ciclo vital y en cualquier estado fisiológico (actividad física, embarazo y lactancia, vejez, etc.).


También es la opción más económica, sobre todo si es del grifo, por lo que constituye una buena manera de ahorrar.

Trucos para beber agua

  • En casa, dispone siempre de agua de fácil acceso, en un lugar fresco o en la nevera.

  • Evite comprar bebidas que no sean agua (zumos y otras bebidas azucaradas, bebidas alcohólicas, etc.) de forma habitual.

  • Durante las comidas, tenga una jarra o botella de agua sobre la mesa .

  • Lleve una pequeña botella (mejor de vidrio) de agua en la bolsa, por si tiene sed cuando está fuera de casa y durante los desplazamientos.

  • Si va de excursión, en el parque, a pasear, etc. asegúrese de que durante el trayecto y al lugar de destino lleva una cantimplora con agua.

Recetas

Se puede dar gusto al agua mezclándola con fruta fresca, pepino, hierbas aromáticas frescas o secas, especias o infusiones (té, hierba Luisa, menta ...), etc. Se limpia bien la fruta (100-200 g) y las hierbas. Se cortan en rodajas o gajos, si es necesario, y se ponen dentro de una jarra grande junto con las especies (dependiendo de la receta y las preferencias personales). Se añade agua y se deja reposar, si todos los ingredientes son frescos, unos 20-30 minutos. En caso de hierbas secas o especies, es mejor si se deja reposar unas horas. Conservar en refrigeración , no lo deje más de 2 horas fuera de la nevera y consumir antes de 2 días para evitar la proliferación de bacterias.

  • Ejemplos: Limón, pomelo y naranja

  • Limón y pepino

  • Melocotón y vainilla en rama

  • Piel de limón, piel de naranja y melocotón

  • Melón y limón

  • Melocotón, limón y tomillo

  • Pepino y mejorana

  • Mandarina y albahaca

  • Naranja, clavo y canela en rama

  • Sandía y romero

  • Naranja y vainilla

  • Manzana ácida y limón

  • Hinojo y naranja o limón

  • Recuerde que es importante no añadir azúcares

0 visualizaciones0 comentarios