Salud bucodental y nutrición

La caries es una enfermedad multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana.

Las bacterias fabrican ese ácido a partir de los restos de alimentos de la dieta que se les quedan expuestos. La destrucción química dental se asocia a la ingesta de azúcares y ácidos contenidos en bebidas y alimentos.


La caries dental se asocia también a errores en las técnicas de higiene, falta de cepillado dental, o no realizar bien los movimientos del lavado bucal, ausencia de hilo dental, así como también, y en mucho menor medida, con una etiología genética. Se ha comprobado, asimismo, la influencia del pH de la saliva en la caries.


Tras la destrucción del esmalte la caries ataca a la dentina y alcanza la pulpa dentaria produciendo su inflamación, pulpitis, y posterior necrosis (muerte pulpar). Si el diente no es tratado puede llevar posteriormente a la inflamación del área que rodea el ápice (extremo de la raíz) produciéndose una periodontitis apical, y pudiendo llegar a ocasionar un absceso dental, una celulitis o incluso una angina de Ludwig.


Uno de los factores en los que podemos influir para evitar la formación de caries es en la alimentación. A continuación os detallamos una serie de alimentos que debemos evitar y otros que nos pueden ayudar a combatirla:



Alimentos que ayudan a combatirla:

  • Lácteos (leche, yogures, quesos...)

  • Alimentos ricos en fibra (verduras, hortalizas, farináceos integrales...

Alimentos que debemos evitar:


Azúcar blanco

  • Refrescos tanto normales como lights

  • Limonadas, té helado, bebidas para deportistas o energizantes, etc.

  • Golosinas, bollerías y dulces

  • Patatas fritas, snacks, aperitivos salados, pan de molde, galletas, bollería, etc.

  • Zumos y néctares de frutas

  • Barritas energéticas que tengan miel o azúcar y que no sean integrales

  • Ketchup, salsas de yogur u otras salsas

  • Snacks que contengan frutos secos fritos, harinas o rebozados

  • Cereales azucarados

  • Bombones y chocolates

  • Frutas confitadas

  • Batidos y Smoothies azucarados


0 visualizaciones0 comentarios