Melanoma

Todos podemos sufrir un melanoma, aprende a mirarte.


Hoy en el artículo de la semana os queremos explicar un poquito de información sobre este tipo de cáncer: el Melanoma.



Es el cáncer de piel más grave y agresivo que existe, en fases avanzadas puede ser una patología grave y si se extiende a otros órganos puede poner la vida en peligro, pero si se diagnostica de manera precoz la curación es de aproximadamente el 90% de los afectados.


La piel es el órgano más grande de todo el cuerpo. Nos protege del calor, del sol, de las lesiones y las infecciones, además nos regula la temperatura corporal y almacena grasa, agua y vitamina D.

El melanoma aparece cuando los melanocitos, células responsables del color de la piel y de la protección natural de los rayos solares, se convierten en malignos.


Sabias que....

¿El 80% de los casos se podrían evitar con fotoprotección desde la infancia?


Los principales factores de riesgo son:

  • Fototipo I o II: piel muy clara, que se quema con facilidad y raramente se broncea.

  • Antecedentes familiares de melanoma.

  • Lunares: personas con muchas pecas o de apariencia diferente (tamaño, forma, color).

  • Uso de lámparas solares o cabinas bronceadoras.

  • Quemaduras: personas que han sufrido unas quemaduras por el sol (que cursan con dolor durante al menos 48h o han aparecido ampollas), especialmente si se han producido durante la infancia

  • Inmunodeficiencia.

  • Edad avanzada.

  • Raza: el riesgo es 10 veces superior en personas de raza blanca que en las de raza negra.


Lo más importante es prevenir, para ello reduce la exposición a la radiación UV en las horas de más intensidad (10 am - 4 pm), utiliza gafas de sol para evitar lesiones oculares, procura no quemarte ya que la radiación se acumula y por eso tienes el doble de riesgo si has sufrido cinco o más quemaduras a lo largo de tu vida, aplícate protección solar cada 2 horas, evita las cabinas de bronceado UV, ponte la gorra, explórate la piel una vez al mes y realiza una revisión médica cada dos años para conseguir un diagnóstico precoz.


Para realizar una correcta exploración es necesario revisar desde el cuero cabelludo hasta los pies observando las posibles alteraciones de la piel.


La mayoría de lunares son benignos, sin embargo, es importante notificar a tu médico inmediatamente si observas cualquiera de estas alteraciones en tus lunares:



El Alfabeto del melanoma:


A: de Asimetría

Mira si la mitad del lunar o marca de nacimiento no corresponde con la otra mitad.


B: de Borde (Y no nos referimos a ser unos antipáticos 😜)

Los lunares deben presentan unos lados iguales y regulares. Los bordes de un melanoma precoz acostumbran a no ser iguales y los extremos pueden estar ondulados o ser irregulares.


C: de Color

Si observas distintas tonalidades de marrón o negro, podría ser una señal de alerta. También pueden ser de color rojo, blanco o azul.


D: de Diámetro

Suelen tener unos 6 mm, en general suelen ser más grandes que los lunares benignos.


E: de Evolución

Cualquier cambio en la forma, color, tamaño o otros rasgos, así como sangrado, picor o aparición de costras es indicativo de peligro.


Recordaros que del 23 de mayo hasta mediados de junio llevamos a cabo en la farmacia la campaña "Abans de deixar-hi la pell, consulta", coordinado por el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona en la que os haremos asesoramiento y revisión de lunares; pasa e infórmate.



Nos despedimos hasta muy pronto, esperamos que os haya sido de utilidad y que para cualquier aclaración o consulta no dudéis en dejar vuestro comentario o venir a vernos a la farmacia.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo