Maskné

El uso generalizado de las mascarillas, y las particularidades de las mismas, nos han traído algunos problemas de origen dermatológico, como son las dermatitis irritativas o el famoso acné por mascarilla (Maskné).



¿Por qué se produce el maskné?

El problema se produce por la fricción, el continuo roce de la mascarilla con la piel, unido con el calor, el sudor y el ambiente húmedo generado por la saliva y el aliento en el interior de la mascarilla.


Todo ello va a generar dos cosas:

  • Un aumento de la secreción sebácea.

  • Un microambiente adecuado para que se produzca esa hiperqueratinizació, el poro quede cerrado, y se generen las condiciones óptimas para el desarrollo de la bacteria Cutibacterium Acnes.

¿Cómo se produce el maskné?

Las causas para que se forme un comedón cerrado, vulgarmente conocido como «espinilla» pueden ser variadas.


Se van a dar 3 pasos:


Aumento en la producción de sebo:

  • El acné se desarrolla cuando el sebo (una sustancia grasa que lubrica el cabello y la piel) y las células muertas de la piel bloquean los folículos capilares.

  • Hiperqueratinización: Se va a producir una hiperqueratinización en la abertura del poro. Estos queratinocitos se vuelven “pegajosos” taponando el poro, quedando el exceso de sebo atrapado en su interior.

  • Sobrecrecimiento bacteriano: En ese poro cerrado y lleno de sebo se va a generar un ambiente favorable al sobrecrecimiento bacteriano. En concreto de un tipo de bacteria conocido como Cutibacterium Acnes. Esta bacteria va a ser la responsable de que se termine el proceso de formación de la espinilla causando la inflamación e infección.


¿Comó evitar el maskné?


Extremar la limpieza del rostro: Si la limpieza facial es un paso fundamental en cualquier rutina cosmética, en este caso aún es más importante. Deberemos realizar esta limpieza dos veces al día: mañana y noche, con productos respetuosos con nuestra piel para así retirar ese exceso de sebo, además de todas las impurezas y el sudor. Recuerda que la limpieza siempre debe hacerse con agua tibia, ya que el agua fría es mucho menos eficaz a la hora de retirar el sebo y el agua caliente puede ser irritante.


Evitar el exceso de productos cosméticos: Evita aplicarte o ponerte productos oclusivos como determinados tipos de maquillajes. Estos productos van a favorecer que se den las condiciones para generar la espinilla.

¡No olvides la hidratación!. Hidratarte tanto por dentro como por fuera es fundamental. Con una piel limpia y en perfecto estado de hidratación será mucho menos probable que desarrollemos este maskné. Además, también será complicado desarrollar cualquier tipo de irritación debido al uso de la mascarilla.


No te pierdas los consejos para tu rutina diaria que os iremos dando durante la semana en nuestras redes sociales.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo