Cuándo se tiene que tomar Ibuprofeno y cuándo Paracetamol?

La mayoría de nosotros hemos recurrido al ibuprofeno o paracetamol (acetaminofeno), o a ambos, para calmar el dolor (especialmente el de cabeza), para tratar inflamaciones o para bajar la fiebre. Sin embargo, muchas personas toman indistintamente uno u otro y eso es incorrecto ya que no son iguales, pues tienen una composición química diferente.


El no saber cómo tomar cada uno de ellos nos puede llevar a sufrir algunos efectos secundarios indeseados para la salud. Por lo tanto, es bueno que tengamos claras las diferencias entre ambos para que la próxima vez que los necesitemos los consumamos correctamente, en caso de que no los compremos con prescripción médica.


Ya que estamos hablando de ellos, es bueno saber que no es recomendable automedicarse y aconsejamos utilizar sólo los medicamentos necesarios.

Además aprovechamos para recordar que en ambos casos y siempre que nos automediquemos debemos recurrir a las dosis mínimas efectivas (menor dosis con la que notemos el efecto) y durante el menor tiempo posible. Así se recomienda dosis de 400mg en caso de ibuprofeno y 500mg o 650mg en caso de paracetamol, y no superar nunca los tres o cuatro días de tratamiento.


También recordar que por doblar la dosis no siempre vamos a tener el doble de efecto y seguramente sí que doblaremos los efectos nocivos sobre la salud. Por tanto es una práctica totalmente desaconsejada

Diferencias entre ibuprofeno y paracetamol

Son dos de los medicamentos más usados por la población para pequeños malestares y molestias, de leves a moderadas, del día a día. Ambos son fármacos de venta libre y se usan como medicamentos hospitalarios y en casos de enfermedades crónicas.


El ibuprofeno

Actúa al limitar la acción de las prostaglandinas, unas sustancias que aparecen en la zona inflamada y que son las que provocan la sensación de dolor en la persona. Esto lo logra inhibiendo la acción de las ciclooxigenasas sobre el sistema nervioso central, las cuales son enzimas que participan en la síntesis de las prostaglandinas. Además de combatir el dolor, el ibuprofeno también reduce la inflamación, pues es un antiinflamatorio no esteroideo.


El paracetamol

Tiene el mismo principio de acción que el ibuprofeno, esto es, limita la síntesis de las prostaglandinas, pero lo hace de una manera algo diferente. Mientras el ibuprofeno (así como los otros AINE) detiene la producción de prostaglandinas en todo el cuerpo, el paracetamol lo hace básicamente en el cerebro. Al ser así, los AINE (entre ellos, el ibuprofeno) pueden afectar a las prostaglandinas que tienen otras funciones en el cuerpo, mermando sus acciones.


Las dosis varían entre 500 mg y 1 g (Paracetamol) y 400mg y 600mg (Ibuprofeno) cada 8 horas, en función del dolor. Hay que tener especial cuidado en no superar los 3 g o 1200 mg (respectivamente) al día, para evitar así daños hepáticos graves.


Tanto el ibuprofeno como el paracetamol son analgésicos, es decir, sirven para combatir el dolor, y también son antipiréticos, sirven para bajar o combatir la fiebre. La principal diferencia es que el ibuprofeno, además de ser analgésico y antipirético, también es un antiinflamatorio. El paracetamol tarda de 45 minutos a una hora en hacer efecto y éste dura unas cuatro horas. El ibuprofeno es más rápido, pues tarda alrededor de 30 miutos en hacer efecto y dura 6 horas.

Para qué tomar cada uno de ellos:


El paracetamol está recomendado para los siguientes casos:

  • Dolores de cabeza

  • Dolores de huesos

  • Malestar general

  • Fiebre

El ibuprofeno es más recomendable para dolores que cursan con inflamación, entre ellos:

  • Dolores menstruales

  • Dolores dentales

  • Dolores de garganta

  • Dolores musculares

  • Torceduras

  • Esguinces

  • Fiebre


¿Se pueden alternar?

A veces ocurre que en algunas enfermedades que cursan con fiebre resulta muy difícil que ésta baje. También nos podemos encontrar con post-operatorios complicados y que cursan con dolor. En estos casos se puede alternar el uso de ibuprofeno y paracetamol de forma segura si se siguen las instrucciones de uso, entre ellas: dejar un mínimo de cuatro o seis horas entre un medicamento y otro, y no exceder nunca la dosis recomendada.


Si prefieres utilizar la medicina natural:

  • Para sustituir al ibuprofeno: Usa cúrcuma, árnica, pimienta de cayena…

  • Para sustituir al paracetamol: Usa lavanda, corteza de sauce, aceite de menta…

En resumen, hemos visto que ambos fármacos son efectivos analgésicos para tratar dolores y bajar la fiebre. El ibuprofeno es más completo, pues tiene efectos antiinflamatorios, demorando menos en hacer efecto y teniendo mayor duración, pero puede ocasionar más efectos secundarios y se debe usar con mucha cautela en pacientes hipertensos o con problemas renales. El paracetamol es menos completo, si bien posee menos efectos secundarios, lo cual es especialmente importante en niños, ancianos y personas con salud más delicada (enfermos crónicos y polimedicados).

0 visualizaciones0 comentarios