Acidez de estómago

Esta semana en el blog os queremos hablar de un síntoma muy común entre la población hoy en día, la acidez de estómago. En esta publicación os hablaremos de las causas y os daremos ciertas pautas y consejos para poder prevenir el malestar que la acidez de estómago puede causar.



La acidez de estómago, que se conoce también como pirosi, es aquel sabor agrio o amargo en la boca y garganta que va acompañado de una sensación de ardor dolorosa. Estos síntomas son el resultado de una acumulación de ácido estomacal en el esófago que provoca irritación.

Causas


La acidez puede ser causada por una enfermedad del reflujo gastroesofágico (reflujo ácido), por un espasmo esofágico, por infección por Helicobacter pylori o bien por el uso de algunos medicamentos antiinflamatorios, fármacos gastrolesivos (corticoides, inhibidores selectivos receptación de serotonina, suplementos del hierro, antagonistas del calcio...).


Hay diversos factores que influyen y aumentan la acidez, como: embarazo, sobrepeso u obesidad, ropa que presione el estómago, fumar, tomar café y/o alcohol, alimentos como tomate, chocolate, cebolla, comidas excesivamente grasas, pesadas o picantes.

Soluciones y tratamiento


La solución y/o tratamiento si procede dependerá de la gravedad y de la frecuencia de los síntomas.


La acidez ocasional se puede solucionar con un antiácido, un fármaco compuesto de sales de aluminio, magnesio, calcio o una combinación de ellos. Actúa neutralizando el ácido clorhídrico secretado en el estómago.


El tratamiento farmacológico debe ir acompañado con un cambio en el estilo de vida:


  • Cenar 2-3 horas antes ir a dormir

  • Evitar alimentos que faciliten el reflujo (grasas, chocolate, cafeína, alcohol) o aumenten la presión abdominal (bebidas carbónicas)

  • Dejar el hábito tabáquico

  • Perder peso si existe sobrepeso u obesidad

  • Evitar ropa y cinturones apretados en la cintura

En el caso de acidez continuada se puede llegar a desarrollar una inflamación y lesión de la mucosa del estómago y/o esófago, lo cual requiere consulta al médico.


En el caso de acidez frecuente o severa el médico indicará la medicación adecuada.


Queremos hacer mención especial a las consecuencias por la infección de Helicobacter pylory, una bacteria resistente al medio ácido del estómago, que se adhiere a la mucosa gástrica dañándola y produciendo inflamación. La forma clásica de diagnóstico es con el test de aliento con urea marcada con carbono-13, aunque últimamente se usan otras técnicas. El tratamiento consiste en una combinación de antibióticos y protectores estomacales durante 7-14 días. En estos tratamientos siempre es recomendable añadir un probiótico.


Si a parte de la acidez, se presentan síntomas como dolor de garganta persistente, ronquera, tos crónica, asma, vómitos, sangre en heces, dolor en el pecho o sensación de hinchazón en la garganta, es necesaria la consulta médica.


Nos despedimos hasta muy pronto, esperamos que os haya sido de utilidad y que para cualquier aclaración o consulta no dudéis en dejar vuestro comentario o venir a vernos a la farmacia.

0 visualizaciones0 comentarios